Simon Weckert

Un artista hackea Google Maps simulando un atasco utilizando 99 móviles. Su acción no sólo logra mejorar las condiciones de su barrio en términos de ruido o polución provocados por el tráfico, también consigue denunciar el acoso de la gentrificación en su ciudad y la capacidad del barrio de luchar y colaborar para aplacar su empuje.

En este caso su denuncia localizaba también sobre la creación de un Hub de Google que ya había comenzado a transformar la fisonomía del barrio. El llamamiento fue un éxito y su hackeo una oportunidad para entender la ciudad como un activo de datos a usar también por el bien común.

http://www.simonweckert.com/googlemapshacks.html